martes, 28 de julio de 2015

288 - Huellas de araña

 

Una propuesta sencilla que mantuvo entretenida a Jirafita mientras decoraba el fondo y los laterales de una pequeña caja.


Unas arañas de silicona y pintura de los mismos colores que la araña. Una caja y...a crear!!


Y no sólo creamos sino que sin darse cuenta asocia color de araña con pintura y es así como va plasmando sus huellas.


Y así, poco a poco, vamos encontrando pisadas por aquí y por allá.


Y más caminitos....

 
Detalles

 
Una forma diferente de dar rienda suelta a la creatividad...arte libre...nuevos elementos...


Una mañana divertida y una obra de arte con otro toque

jueves, 16 de julio de 2015

287 - El mar en una botella


Tenía esta actividad guardada para hacerla en invierno pero con el frío no habíamos echado de menos el mar pero ahora con esta ola de calor que nos tiene desesperaditos, hemos recurrido a meter un trocito de mar en una botella y al menos nos relajamos con ella. No es igual ni mucho menos, pero no nos queda otra hasta que llegue la segunda quincena de Agosto.


Estos son los materiales que necesitamos. Aunque se ven, los pongo por si alguien quiere hacerlo y tiene dudas.
- Una botella de plástico transparente
- Arena de la playa (nos trajimos el verano pasado)
- Conchas de mar pequeñitas, navajas, caracolas, piedrecitas...(también del pasado verano)
- Un embudo
- Agua
- Colorante alimenticio azul
- Aceite corporal


Con el embudo, vamos echando arena en la botella, 3 ó 4 dedos es suficiente. A continuación echamos las conchas, caracolas, piedrecitas, etc..., colorante azul (una gota), un chorreón de aceite corporal, y agua hasta casi llenarla (dejamos dos o tres deditos sin llenar hasta arriba). Cerramos, removemos y ya tenemos lista una preciosa botella sensorial marina.


Nunca veremos el fondo igual, porque removemos la botella y hay elementos que se esconden y otros quedan a la vista, dejándonos "paisajes" relajantes.


Una vez que la teníamos hecha, me acordé de unas bolitas que imitaban corales (eran de unas sandalias que me encantaban pero hace varios veranos que ya no podía usarlas de todo el trote que le di, guardé todas las bolitas y ahora las recordé que podían servirnos algunas)


Y removemos por aquí y por allá y seguimos viendo preciosos paisajes de fondo de mar.


La pasada semana tuvimos invitados en casa, en nuestra piscina (de plástico pero piscina al fin y al cabo) y jugaron mucho con la botella del fondo del mar.


Pequeños y mayores movieron la botellita en busca de un poco de desconexión. Y ahí la tenemos en el porche para "transportarnos" de vez en cuando a un lugar más fresquito.


Nota: sabemos que algunas familias la han hecho con colorante azul y amarillo para conseguir el tono marino. Nosotros lo hicimos la primera vez y no nos gustó el color. Con solo una gota de color azul, sale este fondo que nos parece precioso, pero ya se sabe...sobre gustos...

Nota 2: si no tenéis conchas marinas naturales, quizá podáis encontrarlas en tiendas de animales en decoración para acuarios o en tiendas multiprecios.

Nota 3: Si conseguís introducir simulación de algas y que no os floten y rompan el efecto marino, decirnos el truco por fa.

Nota 4: Removerla es adictivo, pero también relajante.

Nota 5: Estamos un poco ausentes, vamos haciendo a la deriva y entre piscinas, barbacoas, juegos, cumpleaños, excursiones, nuevo trabajo inesperado, ascendente y contentísimos de la vida, malabares que aún nos tienen descolocados y en procesos de adaptaciones, visitas, manguerazos, remojos varios y todo lo divertido que se hace en verano y un verano tan sofocante como el que estamos viviendo por estos lares...a veces las neuronas están por ahí medio aplastadas. Estamos haciendo cositas divertidas pero no siempre podemos subirlas, así que iremos publicando cuando buenamente podamos. Lo mismo 3 post seguimos que uno cada 15 días...lo que surja...
A disfrutar del verano!

martes, 7 de julio de 2015

286 - Canicas en un laberinto de gel


Este juego lo tenía guardado en mi mega lista de cositas chulas por hacer desde hace mucho tiempo, y mira que es fácil pero por una cosa o por otra aún no lo habíamos hecho. Ahora no recuerdo de donde saqué la idea. Si alguien se siente identificado que me lo comunique y pongo el enlace.


Es muy fácil de preparar.

He usado:
- Una bolsa zip transparente tamaño grande
- Cinta aislante ancha, enrollada que quede para pegar a doble cara.
- Champú
- 3 canicas

He ido poniendo "los rollitos" de fixo por donde me ha parecido de la bolsa, haciendo un laberinto. He introducido las 3 canicas y un buen chorreón de champú.


Se cierra la bolsa y comienza el juego.


Hay que llevar las canicas con el dedo desde el principio de la bolsa hasta el final y viceversa, encontrando las entradas y salidas.


A veces unas canicas se encuentran con otras en mitad del laberinto


El champú facilita el deslizamiento.


En algunas ocasiones se nos movían "los tabiques" que se deslizaban también pero tratábamos de recomponerlos y ¡a jugar de nuevo!. Sin pensarlo nos ayudó a tener diferentes laberintos en uno, ya que las entradas o salidas eran en otro lado, así nunca había "una partida" igual.


Aparte de pasar ratitos entretenidos y de que nunca falte en una actividad la diversión, sacamos distintos aprendizajes sin darnos cuenta:

- Sensorial (texturas diferentes, visual, olor (huele genial el champú de Jirafita y después de muchos días en la bolsa sigue oliendo muy bien)
- Grafomotricidad (al ir moviendo con el dedo, vamos practicando trazos sin darnos cuenta...que nos facilitará la escritura o nos hará perfeccionarla)
- Proyección ojo-mano
- Atención
- Destreza
- Paciencia
- Agilidad
- Superación
- Resolución de problemas (todo tiene una salida aunque te encuentres trabas)
- Principio y final
...
 

viernes, 3 de julio de 2015

285 - Carrera de peces


Este juego se lo regalaron a Jirafita para un cumpleaños. Y está dando mucho de sí. Hemos jugado bastante a la fish race pero ahora en verano las carreras se multiplican.


Es un juego muy simple pero que hace pasar ratitos muy agradables. Consta de 6 peces, un tablero y dos dados. De 2 a 6 jugadores, repartiéndose todos los peces según competidores. Todos tienen que entrar en juego.


Incluso un solo jugador puede echarse una partida para ver qué pez llegará antes a la meta. Ya que cada jugador lanza los dos dados al mismo tiempo y tiene que mover los peces de los colores que marque el dado, independientemente si es suyo o no. Entonces no hay estrategias, ni nada de nada, sólo "suerte" de que a ti y a tus compañeros de carrera les toque algún color de tu pez/peces para que éste avance.


Nosotros lo hemos llevado a picnic, casas rurales con amigos, barbacoas, piscinas...y siempre triunfa.
Es que además le hacemos hasta cancioncilla radiofónica de carreras para darle emoción...(ahora avanza dos posiciones el pez azul, encabeza el rosa, le va siguiendo muy de cerca el verde pero cuidado que el amarillo acaba de remontar y pasa por delante al rojo.....y el primero en llegar a la meta es el pez.....fulanito....y así haciendo "voces reporteras" la emoción es máxima y vamos tomando posiciones. Preparados, cambiamos colores, orden de tirada...y comenzamos de nuevo...
Enganchar, engancha...y nos da ratitos divertidos solos, en familia y con amigos.


Aún recuerdo una kedada con amigos con niños similares en edad a Jirafita y me lo pasé pipa haciendo de reportera, los niños se partían de risa, la emoción era extrema, se olvidaron hasta de posiciones, sólo querían tirar y tirar para que los peces avanzaran. Jirafita no cabía en la ropa porque su mami era la que retransmitía y mis amigas/os quedaron en contratarme de animadora infantil para futuras kedadas. Aún al recordarlo me duele la barriga de las risas que me pegué con los peques. Verlos reír a carcajadas me contagiaron.
Además son piezas grandes y se puede jugar desde muy pequeñines.

jueves, 2 de julio de 2015

284 - Huevos fritos


- "Mamá, te voy a preparar un plato en mi restaurante". "No vale mirar hasta que lo termine, eh?".

-De acuerdo.

- "Tachán...huevos fritos con patatas y salchichas"....pero cuidado mamá, no te los vayas a comer de verdad que son de plastilina"

Me la como pero a ella.

Seguimos con la creatividad a tope.

lunes, 29 de junio de 2015

283 - Mezclar primarios con rodillos


Conseguimos los secundarios a partir de mezclar los primarios con un rodillo.


Esta actividad es la segunda vez que la repetimos pero la primera no la tenemos registrada en el blog. De todas formas había dos años de diferencia y la vez anterior conseguimos los colores pero no tan chulos como los de ahora.


Es muy fácil de preparar. Usé unos cartones y encima un folio blanco. En cada extremo puse un pegote de témpera (de los colores que quería que se mezclaran, obvio) y coloqué encima papel transparente de alimentos (con mucho cuidado de que no se nos "mueva" la pintura) y cerré los bordes del cartón con celo grueso para que no se nos escapara nada de nada.
Una vez hecho los tres, se lo presenté a la peque con todos los rodillos que encontré y con algún cochecito para que pudiera pasarlo por encima. Mezclar, mezclar...de formas diferentes hasta conseguir que los dos colores se junten y salga uno nuevo que es su secundario.


Mezcló y mezcló de varias maneras. Me encantó su cara de felicidad cuando veía asomar el color que esperábamos.


"Mamá, creo que aquí has pueeeestoooo demasiaaaadoooo roooojoooo"
Jaja, cierto. No caí en la cuenta hasta que me lo dijo mi hija. Con menos rojo hubiera salido igualmente. Para que luego digan que con cinco años somos nosotros los que les enseñamos. A mí mi hija me enseña cada día desde el primero que está conmigo.
Pero bueno, nos pegamos unas risas y disfrutamos con los colores tan chulos. Tocamos e incluso llevamos con los dedos de aquí y de allá pintura.
Los resultados nos encantaron.


Qué bonito quedó el violeta!


En el verde se nos quedó como una bolsita central donde se depositó la mezcla, qué bonito nos quedó el verde!


Y el naranja también resultó precioso!

Fácil, económico, divertido, colorido y con un montón de aprendizajes! Lo mejor de todo....¡que no mancha!

Nota: la idea la sacamos de aquí

viernes, 26 de junio de 2015

282 - Púas


Esta "mascota" ha llegado a casa en el kit especial para el verano. A Jirafita le ha hecho mucha ilusión porque tuvimos una hace dos años (Pinchita. La cuál no la tenemos registrada en el blog, como tantas cositas chulas que se nos han quedado por el camino por falta de tiempo o inspiración) y se nos secó tras un viaje de bastantes días fuera de casa. Al volver, nos la encontramos rubita jaja.
Así que después de algún tiempo tuvimos que deshacernos de ella y como sé que a mi pequeña le hacía mucha ilusión "criar y cuidar" a otra, pues la añadí en esas actividades divertidas para el verano.


Se llama Púas, ya ha estado sumergida y ahora nos encontramos a la espera de que comience a crecer su cabellera. Iremos siguiéndole el paso a paso. Aunque en esta segunda foto se pueden apreciar pequeños indicios de salida, je.


Vive en este arbolito de casa y ahí esperamos que "crezca" y se encuentre feliz entre esta familia de Jirafas.
Nos resulta extraña porque Pinchita fue Pinchita, incluso a veces la llamamos así....pero estamos seguros que con el tiempo nos acostumbraremos a este "nuevo miembro".


Nota: yo la adquirí en una floristería de mi barrio por 1 € pero se puede hacer fácilmente con una media, serrín y semillas arriba como alpiste. Después decorar al gusto, sumergir 3-5 horas en agua, sacar y esperar que comience a crecer "pelo", ir regando de vez en cuando y tendremos divertidas secciones de peluquería.


Imágenes para el recuerdo de nuestra Pinchita con la que Jirafita disfrutó haciéndole muchos peinados y sobretodo cortes de pelo. Está deseando ver a Púas en aspecto similar.
Esperamos que sea posible muy pronto.

miércoles, 24 de junio de 2015

281 - Sensaciones en rojo, verde, amarillo y azul


Habíamos usado las bolitas de agua o hidrogel la primera vez cuando Jirafita era muy peque para experimentar (ver aquí) y luego en otras actividades como en cajas sensoriales pero así solas de un único color como experiencia sensorial, no.
Este fue su momento. Aunque las fotos no hacen el efecto deseado pero sí, pudimos captar esas sensaciones diferentes según su color.
Puse una bolsita y agua en cada cuenco del mismo color y esperé a que se hincharan.
Se lo presenté así a la peque y siendo las mismas bolitas es verdad que podíamos sentirlas diferentes.


El rojo le sugirió muchas cosas, es su color preferido desde muy chiquitina lo he ido contando en el blog que observábamos que siempre se decantaba por ese color si le poníamos a elegir entre unos cuantos.  Sigue siendo su color preferido con diferencia, aunque dice que también le gusta el rosa, violeta y azul pero yo que lo sé de "buena tinta" sé que el rojo le apasiona. Nunca mejor dicho, esa fuerza arrolladora que lleva es ímpetu. Fuego. Vida. El color de las fresas, las cerezas, una variedad de manzanas, la sandía, la sangre...


Amarillo es el color del sol, de los girasoles, de algunas ciruelas, de la yema del huevo, de los pollitos, el calor...lo templado...


Azul es el color de mamá, del cielo, del mar, las olas, lo frío, la lluvia, la calma, la tranquilidad...


Verde es el color de papá, de las plantas, de la hierba, de los pimientos, los pepinos, la lechuga, los calabacines...de la esperanza...

Esta propuesta quiero repetirla más adelante, con otros enfoques y formas de verla y sentirla. Porque con el paso de los años lo verá de otro modo y también lo sentirá distinto. Estamos rodeados de colores y todos los necesitamos. Cada uno de ellos y al igual que cada cosa tiene su función...poder sentirlo e interpretarlo le ayudará a ver la vida de muchos colores, aún cuando ésta se la muestre de uno.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...